El BREXIT y los derechos de autor

El Brexit británico podría suponer un incremento de las dificultades respecto al intercambio cultural entre Reino Unido y Europa que tendría su reflejo en la disminución de los derechos de autor.

¿Qué impacto tendría en la industria musical un resultado favorable al Brexit?

“Son los propios británicos los que van a sufrir más cambios. Para actuar en Reino Unido hoy en día ya hace falta tramitar un visado de trabajo, pero los artistas británicos no tienen que hacerlo cuando viajan a la UE. Probablemente perderán esas condiciones”.

Las industrias creativas de Reino Unido perderían además el acceso a un fondo de 1.259 millones de euros al que cualquier país de la Unión tiene acceso.

Los discos y el merchandising británicos están exentos de pagar el IVA ni los derechos de aduana sobre las importaciones y exportaciones de la UE, así que su precio podría aumentar tanto para las personas que compran productos británicos desde Europa como para los propios consumidores de Reino Unido (cabe destacar que, según datos de BPI, España es el sexto país que más música británica compró en 2015. más de un 12% de las ventas).

Las tasas para la comercialización de descargas digitales también podrían verse afectadas. Actualmente se simplifican gracias al mecanismo del IVA Mini One Stop Shop (IVA MOSS), de manera que los artistas que venden descargas no tienen que registrarse para pagar IVA en todos los países de la UE. 

Como consecuencia de todos estos efectos, los consumidores pagarían más por ver a sus ídolos. Según apuntan las fuentes: “Los promotores son los que, mediante unas variables determinadas, definen cuál es el precio. Es probable que organizar una gira o un concierto sea mas caro. Los equipos de música de los conciertos también están en la lista de afectados. Para su importación y exportación se necesita un carné del que los músicos de Reino Unido prescinden en la actualidad, pero que necesitarían tras el Brexit”.

Otra de las realidades que refleja el análisis es que los principales cambios que se podrían avecinar afectarían, en mayor medida, a los ciudadanos británicos ya que ellos siempre han sido componentes “especiales” de la UE y a la hora de trabajar en el Reino Unido los artistas europeos no tenían las mismas condiciones que ofrecen otros países. Por ejemplo, a día de hoy sí es necesario un permiso de trabajo para dar un concierto en Reino Unido.

De esta forma, los músicos británicos podrían necesitar permiso de trabajo para actuar en un país europeo, lo que supone de nuevo un posible incremento del precio de los discos y el merchandising que ahora están exentos de pagar IVA ni derechos de aduana entre países de la UE y también podría encarecerse el precio de los vuelos.

Los mas afectados serian los grupos que están empezando a entrar en el panorama musical que sí podrían encontrarse con mayores dificultades a la hora de planificar su giras y de hecho, solamente podrán actuar si un promotor les hace una oferta para llevar a cabo el concierto.

 

Fuente: imagen, cinco dias, la vanguardia, teinteresa.es

 

cinco dias

Te recomendamos

Deja un comentario