Para que una obra arquitectónica sea objeto de derechos de propiedad intelectual, se exige que sea el resultado de una actividad creativa humana. Además es necesario que esa obra arquitectónica se exteriorice de alguna manera.Y debe ser original.

OBRAS
ARQUITECTÓNICAS