Libertad de panorama

 In Noticias

Como hemos hecho alusión en publicaciones anteriores, las fotografías son objeto de propiedad intelectual y por ende de ser protegidas como derechos de autor. Tal y como aparece en la Wikipedia, la libertad de panorama en el mundo de las fotografías también está regulado.

La libertad de panorama es una disposición en las leyes de propiedad intelectual de diversos Estados que permite tomar fotos o crear otras imágenes  de edificios y esculturas que están permanentemente ubicadas en sitios públicos sin infringir la ley de derecho de autor de esas obras y publicación de las imágenes.

Esto significa que la libertad de panorama limita el derecho de los propietarios de las obras a tomar acción legal por violación de derechos contra el fotógrafo o cualquier persona que distribuya la imagen resultante (es una excepción a la regla general que el propietario tiene el derecho exclusivo para autorizar la creación y distribución de trabajos derivados).

El nombre de este concepto es una traducción de Panoramafreiheit, término utilizado en Alemania para dicha excepción en su legislación.

Según se hace alusión en la Wikipedia, existen países Europeos (como Italia) donde no existe la libertad de imagen del todo:

Hoy por hoy los países de la UE en los que existe esta libertad son Austria, Croacia, Chipre, República Checa, Alemania, Hungría, Irlanda, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Eslovaquia, España, Suecia y Reino Unido.

  • En Dinamarca y Finlandia sólo aplica a edificios, no a obras de arte.
  • Bulgaria, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania y Rumanía sólo la reconocen en los casos que no tengan un uso comercial.
  • Y no existe en Bélgica, Francia, Grecia, Italia y Luxemburgo.
  • Así, por ejemplo, es ilegal publicar una fotografía nocturna de la Torre Eiffel de París, a pesar de que hace mucho que expiraron los derechos de autor de la estructura, construida en 1889.Es porque la iluminación, que se le añadió en 2003, aún goza de esos derechos.Incluso para publicar una imagen diurna de la torre, hay que pedir antes permiso a la Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE), quien posee los derechos.
  • En Italia, a pesar de muchas protestas oficiales y una iniciativa nacional llevada por el abogado Guido Scorza y el periodista Luca Spinelli (quien dio a conocer esta carencia), la publicación de reproducciones fotográficas de sitios públicos aún está prohibido, de acuerdo con las antiguas leyes italianas de derecho de autor.
  • Lo mismo sucede en Grecia, Ucrania y Bielorrusia, que necesitan la autorización de los representantes o autores para publicar fotografías.
  • Algunos países, como Francia o Bélgica, no tienen este permiso global para crear imágenes en sitios públicos y permite imágenes con derecho de autor solo bajo cláusulas de “inclusión fortuita”.
  • En España, hay que partir de la base de que no hay ningún texto legal en donde se nos indiquen los límites de lo que se puede fotografiar o no, una de las pocos artículos que habla sobre el temas es en el artículo 35.2 de la ley de propiedad intelectual, el que regula la libertad de panorama: “Las obras situadas permanentemente en parques, calles, plazas u otras vías públicas pueden ser reproducidas, distribuidas y comunicadas libremente por medio de pinturas, dibujos, fotografías y procedimientos audiovisuales”.   Por lo tanto, mientras estemos en España, no debemos tener ningún temor en fotografiar cualquier monumento y publicarlo en e blog, redes sociales o utilizarlas en una exposición fotográfica.

Es ilegal publicar una fotografía nocturna de la Torre Eiffel de París.

En su día, el pleno del Parlamento Europeo votó en contra del texto que pretendía modificar la Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, con el objeto de restringir la libertad de panorama a nivel Europeo y logar una normativa armonizada.

La enmienda defendía que “el uso comercial de fotografías, grabaciones de vídeo u otras imágenes de obras que están situadas de forma permanente en lugares públicos físicos debe supeditarse siempre a una autorización previa de los autores o sus representantes“.

El texto –rechazado por el Parlamento Europeo, por 502 a favor, 40 en contra y 12 abstenciones-, proponía que para publicar con un uso comercial una fotografía o un vídeo de una obra de arte o edificio ubicado en lugares públicos haya que tener una autorización previa de los autores o sus representantes.

Finalmente, seguirán siendo los estados quienes regulen el uso de las imágenes y vídeos de lugares públicos y los derechos de copyright.  Por el momento, nuestra ley mantiene la libertad de panorama sin restricciones sin que nos consten futuros cambios en este sentido.

Aun con ello, no hay que olvidar que si la fachada de un edificio o una escultura, estuviesen además registrados como marca, cabría invocar el derecho de marca y por lo tanto la exclusiva sobre dicha obra. Son numerosos los ejemplos como es el caso del museo Guggenheim de Bilbao que además de la protección por propiedad intelectual, han registrado el edificio como marca restringiendo, de esta forma, la posibilidad de que sea usado por terceros. (Sin embargo no es así, aunque tanto el museo como el auditorio están registrados como marca, reguladas por la ley de marcas Ley 17/2001, Lo que se esta ley prohíbe es utilizara la imagen del Guggenheim y del Auditorio como signos distintivos o logo de una empresa, no que cualquiera haga una foto al museo o al auditorio).

Noticias relacionadas